Hernia diafragmática

Las hernias diafragmáticas se presentan cuando se interrumpe la continuidad del diafragma creando un defecto que provoca que los órganos abdominales puedan migrar a la cavidad torácica. Las hernias pueden ser de dos tipos: traumáticas y congénitas. Las primeras se pueden dar en atropellos, caídas desde grandes alturas, mordeduras o disparos. En los gatos son frecuentes las congénitas y en perros son más frecuentes las traumáticas.

En los casos de congénitas los animales pueden estar asintomáticos largo tiempo hasta que su propietario observa dificultad respiratoria. A veces otra causa desencadena síntomas que hacen acudir a la clínica y el hallazgo de la hernia suele ser incidental.

En el caso que se expone se trata de un gato de 5 meses sin antecedentes de caídas ni enfermedades. El gato acudió a la clínica porque había dejado de comer, presentó algún vómito y los propietarios apreciaron que ya no quería jugar con los otros gatos con los que convivía porque se cansaba pronto.

En la exploración se apreció disnea inspiratoria y bajo peso corporal. La auscultación no fue posible porque no paraba de ronronear.

En la radiografía se detectó un cuerpo extraño en estómago y los órganos abdominales en la cavidad torácica.

Se sometió a cirugía  mediante abordaje por la línea media del abdomen, abarcando desde la placa abdominal hasta la apófisis xifoides del esternón. Todo el procedimiento anestésico el animal se mantiene con ventilación mecánica. Se apreció un defecto bilateral en la inserción del diafragma y uno de los lóbulos hepáticos ocupaba una posición que obligó a aumentar el defecto del diafragma para liberarlo.

La clave de la cirugía está en expandir los lóbulos pulmonares poco a poco para evitar así daño alveolar. Se coloca drenaje torácico antes del cierre y se controla el aire y el posible sangrado en las pleuras en las siguientes horas.

La normalización de los pacientes suele ser muy rápida y en el caso que nos ocupa empezó a comer en 24 horas. a las 48 horas se dio de alta sin drenaje y con vendaje suave para proteger la herida.

Advertencia: la siguiente galería fotográfica contiene imágenes que pueden herir la sensibilidad de algunas personas.