Osteosarcoma

Los osteosarcomas son un tipo de tumor óseo comunes en pacientes caninos y raros en felinos. Suelen aparecer en razas grandes o gigantes con especial relevancia en el Greyhound. En la zona en la que vivimos no es común esta raza y por ello aquí no es tan frecuente. La mayoría son primarios y son malignos, desencadenan dolor, fracturas y metástasis, sobre todo al pulmón. Se suelen localizar en huesos largos donde actúan de manera muy agresiva.

Los síntomas que presentan suelen ser tumefacción de la zona y cojera en el miembro afectado pudiendo desarrollar fracturas patológicas.

El diagnóstico es radiológico y la citología suele confirmar las sospechas. Se realizan radiografías pulmonares en tres posiciones ya que en el momento de la presentación puede haber ya metástasis.

El tratamiento de elección es la amputación de la extremidad afectada y la quimioterapia posterior aumenta la esperanza de vida y tiene baja toxicidad. En propietarios que no aceptan la amputación se puede hacer radioterapia local seguida de quimioterapia pero los costes son mayores y la esperanza de vida es menor.

En las radiografías de esqueleto os mostramos dos osteosarcomas: el primero es el codo de un bulldog inglés y el segundo es el fémur derecho de una mastina que fracturó poco después de manera espontánea. Las radiografías de tórax muestran pulmones con metástasis por osteosarcoma. En todos estos casos de decidió eutanasia humanitaria.