TTA (Tibial Tuberosity Advancement)

Son muchas las técnicas quirúrgicas descritas para la resolución de la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla del perro. La técnica aquí descrita denominada TTA está indicada en la mayoría de los perros de raza mediana-grande. También se puede hacer en razas pequeñas pero aquí depende mucho de la preferencia de cada cirujano.

La técnica consiste en realizar un desplazamiento craneal de la tuberosidad tibial mediante osteotomía de la misma y la colocación de una cuña de titanio poroso que permitirá la osteointegración. La estabilización de la tuberosidad se conseguirá mediante el uso de placa, tornillos y/o agujas de Kirschner.

La vuelta a la normalidad del animal suele ser muy rápida, aún así se deben evitar juegos con otros animales y se sacará a pasear siempre con correa las 4-6 primeras semanas después de la cirugía.

El caso que se describe es el de una perra de raza American Stanford de 35 kg de peso. Se muestra una imagen intraquirúrgica y dos radiografías, la primera el día de la cirugía y la segunda 45 días después donde ya se pueden observar signos de osteointegración.