Reproducción

Hay perras que debido a su raza, morfología o carácter, requieren de asistencia para poder quedar gestantes. Con la ayuda de la INSEMINACIÓN artificial se pueden conseguir altos porcentajes de gestación.

Por otro lado, perras de raza bulldog inglés o razas enanas como el chihuahua, pueden tener problemas en el parto. Un correcto control ecográfico nos servirá para anticiparnos a problemas y programar CESÁREAS cuando ello sea necesario. La pericia del equipo de cirugía y anestesia harán posible un alto grado de sobrevida de neonatos. Los recién nacidos pasarán a la incubadora hasta que su madre sea capaz de atenderlos.