Endoscopia

En la actualidad existen muchos métodos endoscópicos enfocados a diversas áreas de la medicina veterinaria y encaminados a garantizar menos dolores y traumatismos en el animal que a través de intervenciones quirúrgicas clásicas.

A continuación se eumeran algunas de las intervenciones que se practican con más frecuencia en nuestro centro referencia (C.V. NUEVA ANDALUCIA). Si su animal ha de someterse a una intervención, consulte a su veterinario si un método endoscópico podría ser más ventajoso.

La artroscopia es la endoscopia de las articulaciones. Se aplica en los casos de dolor, inestabilidad, tumefacción o resultados radiológicos anormales de las articulaciones.

La broncoscopia es la endoscopia de las vías respiratorias superiores y de los pulmones, para detectar alteraciones, recolectar muestras de secreciones, buscar y extraer cuerpos extraños así como biopsias de tumores.

La cistoscopia es la endoscopia de la vejiga urinaria en los pacientes con infecciones crónicas, sangre en la orina , urgencia urinaria dolorosa, incontinencia, traumatismos, cálculos vesicales y resultados radiológicos anormales.

La gastroduodenoscopia es la endoscopia del tracto gastrointestinal.  Engloba entre otras, las siguientes indicaciones: vómitos crónicos, salivación excesiva, náuseas, sangre en las heces, falta de apetito, diarrea, pérdida de peso, mucosidad en las heces y defecación dolorosa. Principalmente se aplica en la extracción de biopsias tisulares o bien cuerpos extraños.

La gastropexia consiste en la fijación preventiva del estómago con el objetivo de minimizar el riesgo de torsión gástrica. Esta intervención puede practicarse por vía laparoscópica, A tal fin se sutura el estómago a la pared abdominal para imposibilitar su torsión. Gracias a la endoscopia puede limitarse a prequeños orificios la incisión que debe realizarse en la pared abdominal; puede practicarse paralelamente una castración laparoscópica.

La laparoscopia es la endoscopia de la cavidad abdominal, y se utiliza como instrumento diagnóstico para biopsias del hígado, los riñones y el páncreas. Por vía laparoscópica también pueden practicarse muchas otras operaciones, tales como la extirpación de las glándulas suprarrenales, la gastropexia, el tratamiento de hernias inguinales y la castración.

La esterilización laparoscópica es un método para la extirpación de los ovarios y útero en perras y gatas. Se practica a través de 1 a 3 incisiones del tamaño de un ojo de cerradura, en lugar de realizar un corte grande, con lo que la intervención causa menos dolores al animal, resulta más segura y se cura más rápido que la técnica convencional.

La otoscopia es la endoscopia de los conductos auditivos externos y medios. Es uno de los métodos endoscópicos más extendidos en la medicina veterinaria. La otoscopia permite realizar una limpieza segura y completa del oído bajo control visual, la extracción de cuerpos extraños así como de pólipos, y la recolección controlada de muestras.

La rinoscopia es la endoscopia de los conductos nasales; se emplea con frecuencia en perros y gatos con rinorrea crónica, estornudos, hemorragias nasales, alteraciones faciales, dolor en la nariz, problemas respiratorios y resultados radiológicos anormales.

La vaginoscopia es la endoscopia de la vagina. Está indicada en los casos de secreción vaginal, hemorragias o aumento de tamaño, traumatismos, incontinencia, sospecha de cuerpos extraños y micción dolorosa. Este método también se aplica para llevar a cabo inseminaciones artificiales transcervicales o incluso para determinar el momento óptimo de apareamiento.

 

Torre de endoscopia.

endoscopia01